Préstamos para estudiantes universitarios

Ya hemos oído muchas veces todo eso de que ‘estudiar no cuesta tanto’, ‘el que no estudia es porque no quiere’. Pues eso es lo que se ha propuesto el Ministerio de Educación y Ciencia en colaboración con el ICO, al menos en cuanto a cuestiones económicas se refiere. Dicho Ministerio ya disponía de prestamos para estudiantes de licenciaturas, ingenierías, etc. pero desde hace cuatro días ya es posible solicitar préstamos para estudiar un master o estudios de posgrado. Y, al parecer, la medida ha tenido buena aceptación, ya que en cuatro días más de 600 estudiantes lo han solicitado ya.

Estamos hablando de préstamos para estudiantes de hasta 22.800 euros al cero por ciento de interés, es decir, un préstamo sin intereses para financiar estudios de máster oficiales que sólo habrá que devolver cuando el estudiante supere los 22.000 euros de renta anual. Estos préstamos deben utilizarse para estudiar un máster oficial en cualquiera de los 46 países del Espacio Europeo de Educación Superior.

Si lo de ‘préstamo sin intereses’ suena muy bien, aun suena mejor el saber que se trata de préstamos sin aval ni garantía alguna. Es decir, no nos van a pedir ningún tipo de aval.

Zopa.com: préstamos entre personas

La idea es aparentemente sencilla. Hasta ahora, teníamos por un lado clientes pidiendo dinero prestado al banco y, por otro lado, otro grupo de clientes dejando dinero al banco. Pues bien, se trata de evitar esta intermediación de la entidad financiera y que las personas se presten dinero directamente entre ellas, sin pasar por el banco.

Zopa.com es otro fruto más de la Web 2.0 y las redes sociales, en este caso aplicado al campo de los prestamos, una especie de P2P, algo así como ‘intercambio de dinero’ en lugar de ‘intercambio de ficheros’. Zopa es el acrónimo de ‘zone of possible agreement’ o ‘zona de posible acuerdo’.

Los bancos, además de mantener muchas oficinas y empleados, tienen que apañárselas cada año para anunciar sus grades cifras de beneficios, y ese dinero tiene que salir de algún sitio. En Zopa dicen ser más eficientes que la banca tradicional, haciendo que tanto los que prestan como los que piden prestado obtengan mejores tipos de interés. Ellos sólo se llevan el 1% de la cantidad prestada.

Por supuesto, aquí también estudian a los demandantes del préstamo y calculan su riesgo como en un banco normal. Un mismo préstamo puede ser repartido entre varias personas disminuyendo de esta manera el riesgo. Además, cuentan con las mismas herramientas que un banco en caso de impago y a la hora de recuperar una deuda.

Aparte de que Zopa pueda ofrecer mejores condiciones para unos y otros, este sistema se dirige a esa gente que esta harta de pelear con los bancos y que prefiere que su dinero vaya directamente a otra persona y no a la abultada cifra de beneficios anuales del banco de turno.

Zopa es una empresa del Reino Unido pero ya han recibido propuestas para abrir en más de 50 países. ¿Creéis que algo así podría funcionar en España o cualquier país Latinoamericano?