Cuenta ahorro vivienda

Cuando nos adentramos en la compra de una vivienda, fiscalmente tendremos derecho a la deducción por adquisición de la vivienda habitual. Actualmente esta deducción es del 15% de las cantidades entregadas para la adquisición de la vivienda (o capital amortizado del préstamo), además de una compensación fiscal para quienes tenían derecho a una mayor deducción por haber adquirido su vivienda antes del 20 de enero de 2006. Esta deducción está limitada hasta 9015 euros por año.

El primer año, el año de la compra, incurriremos en unos gastos como son el IVA (o el ITP si es de segunda mano), el Notario, el registro, otros impuestos (AJD, plusvalía municipal) que van a superar los 9015 euros que tenemos derecho a deducirnos. Para no perder el derecho a deducir estas cantidades iniciales que son bastante altas, ya que suponen aproximadamente el 10% del valor de la vivienda, podemos usar la cuenta ahorro vivienda y deducirnos por anticipado el dinero que ahorramos con la finalidad de adquirir la vivienda (pagar estos gastos iniciales).

La deducción que recibimos por Cuenta Vivienda es la misma que la de adquisición de vivienda habitual, también el 15%. El límite de deducción para la cuenta ahorro vivienda es también el mismo: 9015 euros por año. Debe ser una cuenta separada del resto de operaciones, que puede ser corriente o de ahorro, no tiene necesariamente que denominarse Cuenta Ahorro Vivienda aunque realmente es lo más habitual en los bancos y cajas. Este dinero debe ir exclusivamente destinado a la adquisición de la vivienda habitual. Si en el plazo de cuatro años a contar desde la apertura de la cuenta no se ha adquirido ninguna vivienda, habremos de devolver las cuotas deducidas a Hacienda más los intereses de demora.

Es interesante recordar que si se compra una casa entre varias personas (pro in diviso o un matrimonio) es perfectamente legal tener cada uno su propia cuenta vivienda y deducirse por las cantidades entregadas que le correspondan proporcionalmente.

Burbuja inmobiliaria: baja la vivienda

Así titulaba Cuatro su programa de Callejeros de hace unos viernes y la AHE echa la culpa a las familias ‘menos pujantes’ (que el termino también se las trae).

Durante el año 2007 se ha puesto de manifiesto la crisis que vive el sector de la construcción y de la inversión inmobiliaria. Un sector que históricamente ha tirado del PIB aportando riqueza a España y a quienes invertían en viviendas, en segundas residencias, etc., que posteriormente siempre se podían vender con suculentos beneficios. Este es ahora el problema. Ahora los pisos se tardan más en vender. El boom de los años anteriores, la sobre valoración, se está corrigiendo ahora y a veces es doloroso volver a la normalidad, volver al mundo real.

Este proceso de ajuste afecta a todos los participantes de este negocio. A los particulares que desean vender un piso, que deben rebajar sus expectativas y hacer descuentos en el precio si desean vender en un momento como este; y también a los profesionales de las compraventas: a las inmobiliarias. En enero de 2008 más del 50% de las oficinas inmobiliarias del país tuvieron que cerrar; incluso vemos a unos cuantos constructores en procesos de quiebra. Todo esto repercute en puestos de trabajo que antes tiraban de la economía y de los que dependían muchas familias, pero que ahora dejan de ser necesarios.

En una economía global como en la que estamos es imposible escapar indemne cuando azota la crisis, pero lo cierto es que en España ha sido especialmente grave debido a la sobrevaloración que existía en el mercado inmobiliario. Esto está creando muchas ofertas y gangas en el mercado inmobiliario: pisos de toda clase (estudios, céntricos, urbanizaciones, chalet de lujo …) rebajados en un 20% o más.

La solución es difícil, y por parte de las autoridades españolas está siendo muy mal gestionada. Cuando el problema es el acceso a la vivienda, lo que se debe hacer es promover la construcción de más viviendas protegidas, de más viviendas de promoción pública y no permitir la formación de una burbuja de precios como esta, que al corregirse se vuelve dolorosa. Además, es en estos momentos de estancamiento cuando más necesaria es la iniciativa pública. La construcción de VPO, de infraestructuras, etc., buscando lograr un efecto más social y evitar que muchas empresas relacionadas con la vivienda o la construcción desaparezcan y sus trabajadores lo pierdan todo.

La AHE culpa a las familias menos pujantes de el boom inmobiliario

La AHE, Asociación Hipotecaria Española, que representa a bancos, cajas y cooperativas de crédito, acusa a las familias menos pujantes de alimentar y sostener el boom inmobiliario.

Hombre, suena fuerte así de primeras. Yo creo que habría que repartir las culpas entre todos, que cada uno asuma su parte. La gente que quiere comprarse más de lo que puede pagar. Y no me vale que el Euribor subió mucho, porque hay que contar con que el Euribor puede subir, y si no me puedo meter en la compra de un piso, pues vivo de alquiler. Pero claro, en este país tenemos la sana costumbre de comprarnos un piso para dejárselo a los hijos (¡viva la hipoteca inversa y que la gente mayor disfrute de lo que se ha currao!).

Y por otra parte, y como decía Luís Pineda, el presidente de Ausbanc, la culpa es de los bancos, que han hecho mal su trabajo por no saber conceder un préstamo y valorar los riesgos.

Y ahora, que cada palo aguante su vela, que todo el mundo sabía bien lo que estaba haciendo cuando lo hacía.

Ampliar hipoteca gratis a partir de mayo

Reunión del consejo de ministros el viernes y aprobación de algunas de las medidas económicas ya anunciadas en campaña electoral. La ampliación gratis de la hipoteca a partir de mayo, con una duración máxima de dos años y para todo el que el que quiera, no sólo para las familias en dificultad como se había hablado en un principio.

Además de la ampliación gratis de la hipoteca se han aprobado otras medidas como la eliminación del Impuesto sobre el Patrimonio desde el 1 de enero de 2008 y la deducción de 400 euros en el IRPF para las personas físicas que se destina a trabajadores, autónomos y pensionistas y que fue uno de las promesas estrella de la campaña electoral.

Medidas dirigidas a afrontar la ya inevitable crisis económica y que desde muchos sectores se ven como insuficientes para la que se nos viene encima.

Comisiones inmobiliarias

Ya estamos viendo que las compañías inmobiliarias no están en el mejor de sus momentos. Normalmente, cuando el sector de los pisos y los préstamos ha ido al alza siempre han estado ahí para ayudar a vender los pisos y a encontrar el piso deseado y la forma de poder pagarlo.

Forma parte del trabajo de las inmobiliarias tener un agente financiero. Un experto en financiación y préstamos que ayude a quien desea comprar una casa a obtener el préstamo que más le conviene y que pueda pagar con facilidad. No todos los bancos están dispuestos a conceder préstamos a todo el mundo por lo que es útil contar con la ayuda de un profesional que lo tramite todo por nosotros. Así, con una pequeña entrevista o charla en la inmobiliaria y rellenando una hoja con datos personales y económicos, el financiero se pondrá a buscar el mejor préstamo para cada cliente.

De esta manera, podemos encontrar en la misma oficina ambas cosas: por un lado los pisos, por otro el asesoramiento. No obstante, cuando las condiciones de la vivienda y de los préstamos se endurecen, se endurecen para todos, y los asesores financieros y las agencias inmobiliarias lo notan mucho ya que sus comisiones son un coste añadido que encarece más aún el precio de la vivienda.

Como media una agencia inmobiliaria cobrará una comisión que representa un 6% del valor del piso al comprador del piso y algunas inmobiliarias también cobrarán comisión al vendedor, de media un 3% del valor del piso. Si además contamos con el asesoramiento de un experto financiero para obtener el mejor préstamo cobrará una comisión aproximadamente de un 3% o un 4% del valor de la hipoteca firmada con el banco.

Ejemplo:

Una persona que compre un piso de 240.000€ y pida una hipoteca de 200.000€ tendría un coste adicional en comisiones de:

7.200 € (3% a el vendedor)
14.400 € (6% inmobiliaria)
8.000 € (4% financiera)
22.400 € Total

‘Baja la vivienda’, reportaje de Callejeros

Parece que Cuatro dedicó la noche del viernes a la crisis financiera y sus consecuencias. Después de Ajuste de Cuentas, emitieron un reportaje en Callejeros titulado ‘Baja la vivienda’.

Y se emite en una semana con titulares como: La construcción dejará en el paro a 400.000 trabajadores en los próximos dos años o Greenspan: “La burbuja inmobiliaria en España ha sido mayor que en EE UU”, o en la que El Mundo publicaba la lista con las inmobiliarias seriamente afectadas por la crisis del sector, muchas de ellas en suspensión de pagos.

A ver que opinan ahora los que dicen que la vivienda nunca baja y que es un valor seguro.

‘Ajuste de Cuentas’, Cuatro nos ayuda a recortar gastos

Cuando veíamos como Luís Pineda, presidente de Ausbanc, recomendaba revisar los contratos de nuestros gastos en casa aconsejando hacer como las empresas en una mesa de contratación y subastar los contratos buscando el mejor precio, comienza hoy Ajuste de Cuentas, un programa de Cuatro que nos ayuda a solucionar los problemas económicos en casa que tanto afectan a las relaciones personales.

A modo de programa reality y de coaching del tipo Supernanny o Ponte Verde, Ajuste de Cuentas cuenta con expertos financieros que analizarán las facturas, gastos e ingresos de distintas familias con el fin de ayudarles a gestionar mejor su economía domestica. En el primer programa le quitan las tarjetas de crédito a una familia para que aprendan a vivir sin ellas.

Se estrena hoy y será todos los viernes a las 21:30 en Cuatro. En este enlace se puede ver un trozo del primer capítulo. Si es tan bueno como Supernanny, la cosa promete.

Fiscalidad inmobiliaria

La compra de una vivienda, ya sea nueva o de segunda mano, tendrá unos gastos que deberemos asumir y unos impuestos que tenemos que pagar. No queda otro remedio, hacienda somos todos.

Estos costes son los gastos de registro, de notario, gestoría, etc., más el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), además de los impuestos por la transmisión del inmueble. Si la vivienda es de segunda mano tendremos que pagar Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), y si es una vivienda de nueva construcción, el IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido). El tipo de gravamen del ITP es actualmente del 7%. El tipo de gravamen del IVA podrá ser el reducido, del 7% para las viviendas “comunes”, o el súper reducido del 4% para determinados regímenes de Vivienda de Protección Oficial (VPO), o incluso el tipo ordinario del 16% si la vivienda está calificada como local comercial.

Esto último, aunque parezca increíble, sucede algunas veces, especialmente cuando se adquieren viviendas de tipo loft en bajos de edificios, bajos comerciales, o loft ubicados en las afueras de las ciudades, polígonos industriales o comerciales.

Los Ayuntamientos, en la compra venta de la vivienda también nos cobrarán la conocida plusvalía municipal o Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos.

Por poner un caso práctico, en el caso de una vivienda de 200.000 euros pagada con hipoteca los costes serían aproximadamente los siguientes:

Notaría 1.200€
Registro 675€
Gestoría 300€
AJD 1.600€
Tasación 300€
ITP o IVA 14.000€
Comisiones hipoteca 2.000€
Total 20.000€

En el caso en que se adquiera la vivienda mortis causa, por herencia, también se han de pagar impuestos: Impuesto de Sucesiones. Si se trata de un regalo, de una cesión por ejemplo de un padre a su hijo, es en realidad una donación y hay que pagar el Impuesto de Donaciones (Impuesto de Sucesiones y Donaciones, ISD). Este impuesto es diferente según la comunidad autónoma en la que se encuentre el inmueble, las diferentes CCAA realizan con el ISD política tributaria y actualmente hay grandes diferencias entre las distintas regiones. Por ejemplo, en Madrid, el ISD está bonificado (regalado) al 99% cuando la donación o la herencia es de padres a hijos quedando en todos los casos cuotas muy bajas, cercanas a 0.

¿El amor? La hipoteca sí que es para toda la vida

Video de Vaya Semanita sobre el amor y la hipoteca. Sólo faltaba que en nuestro banco nos sugeriesen algo así para asegurarse de que vamos a pagar todas las cuotas.

Con frases muy buenas como:

“Lo que más me gusta en un hombre es que page sus cuotas a tiempo”
“Sus sueldos están hechos el uno para el otro”
“Esa mujer tenía los incentivos fiscales bien puestos”.

Ampliación de hipoteca gratis… y la cubertería

Pedro Solbes anuncia hoy que si el PSOE gana las elecciones pondrá en marcha una medida para que las familias españolas no les afecte tanto la subida de los tipos de interés. Se trata de facilitar la ampliación de la hipoteca para bajar la cuota mensual a pagar, la novación. Y no hay mejor forma de facilitarlo que quitando los gastos de ampliación de hipoteca: notario, registro, comisión bancaria del 0,1%, y gestoría, que se calculan en más de 1.000 euros. Es decir, que salga gratis ampliar la hipoteca.

Está por concretar el cómo se va a llevar cabo esto, pero parece que sólo será para aquellos que realmente lo necesiten, midiendo rentas y la capacidad de endeudamiento.

De momento no es más que otra medida electoralista. Después de la devolución de los 400 euros de unos, la exención del IRPF de otros, lo único que falta es que además nos regalen una olla express, una vajilla, la plancha o un televisor, como los bancos. En fin, si alguno de nosotros se puede ahorrar los mil y pico euros de gastos, pues bienvenido sea, y si me dan el DVD de regalo… no te digo nada

A los que seguro que les va a venir bien esto es a los bancos, que prefieren cualquier cosa antes de tener que quedarse con la casa. Así Solbes se asegura que la morosidad baja.

Vamos a seguir el debate de hoy, a ver si alguno anuncia lo de la cubertería.