Bancos con hipoteca inversa

Quizás por la edad algunos de nosotros todavía no estamos pensando en eso de la hipoteca inversa, pero puede ser un producto interesante para nuestros mayores. Si pensamos un poco en nuestros padres o abuelos, seguro que les vendría bien un dinero extra todos los meses a modo de complemento de la pensión de la jubilación. Ya que en España tenemos la sana costumbre de pasarnos gran parte de nuestra vida pagando una hipoteca, no estaría mal que a la hora de la jubilación pudiésemos disfrutar del dinero invertido y que ahora tiene forma de vivienda.

Vale que le dejemos algo a nuestros herederos, pero también nos hemos merecido el poder darnos algún lujo y disfrutar a gusto lo poco o mucho que nos quede. Pues para eso está la hipoteca inversa. Aquí esta explicado con más detalle las ventajas e inconvenientes de la hipoteca inversa.

En cuanto a los bancos que ofrecen la hipoteca inversa, no hay muchos en España todavía, pero cada vez más van sumando a su lista de productos financieros este tipo de hipotecas. Eso sí, cada una con un nombre diferente: pensión vivienda, pensión hipotecaria, etc. Estos son las cajas y bancos con hipoteca inversa que hemos encontrado y que proporcionan algo de información en su web:

¿Alguien conoce algún otro banco con hipoteca inversa?

Préstamo para la fianza

Coincidiendo con la entrada de este año nuevo, y electoral, el Ministerio de Vivienda ha anunciado (con colapso y caída de su página web incluidos) medidas especificas de ayuda al alquiler para los jóvenes de entre 22 y 30 años que cumplan una serie de requisitos. Entre estas ayudas, y aparte de los 210 euros para la renta mensual, está un préstamo sin intereses de 600 euros destinado a hacer frente a la fianza del alquiler. El préstamo se devolverá cuando se extinga la fianza, al finalizar el último de los contratos de arrendamiento.

Asimismo, si para acceder al arrendamiento de la vivienda se necesita un aval, el interesado percibirá 120 euros para sufragar los gastos de su tramitación.

Además de estos préstamos para jóvenes, el plan de vivienda 2005-2008, ya incluía diversas ayudas en préstamos para compra de vivienda nueva y usada o para la rehabilitación de viviendas.

Con la cercanía de las elecciones el próximo marzo parece que el Ministerio de Vivienda se ha propuesto justificar su creación por Zapatero a comienzos de esta legislatura que ahora se agota. Lo que es cierto es que la llegada de la ministra Carme Chacón le ha dado más visibilidad al ministerio. Por lo menos el préstamo para la fianza es real y está ahí.

Claves de la nueva ley hipotecaria

Ya está aprobada definitivamente la nueva ley hipotecaria 2007. Aunque los titulares de la prensa se centran en la mayor flexibilidad y transparencia, y en la rebaja de comisiones, esta nueva norma constituye un significativa reforma de la ley hipotecaria que conviene desglosar en detalle.

Para empezar, es importante notar que la nueva ley hipotecaria sólo afectará a aquellas hipotecas que se constituyan tras la entrada en vigor de la normativa, que será un día después de su publicación en el Boletín oficial del Estado, la cual se espera para principios de este mes de diciembre.

Compensación por desistimiento. La comisión por cancelación anticipada o subrogación ahora pasa a llamarse ‘compensación por desistimiento’, y se reduce del 1% al 0,5% la comisión máxima sobre el capital pendiente en las hipotecas de interés variable y al 0,25% si el préstamo hipotecario tiene más de cinco años.

En las hipotecas de interés fijo el porcentaje del 0,5% solo podrá aumentarse cuando la cancelación anticipada o subrogación genere una ganancia para el que recibe el préstamo y una pérdida para la entidad, es decir, si los tipos de interés están por debajo del tipo al que se contrató la hipoteca. Por el contrario, la entidad no podrá cobrar esta compensación si la cancelación anticipada o subrogación le genera una ganancia y una consiguiente pérdida para el cliente, es decir, en un contexto de subida de tipos de interés.

Novación de préstamos. Más capacidad de negociación para el cliente. Cuando queramos mejorar nuestra hipoteca, los cambios se considerarán una mera modificación y no extinción de la relación jurídica y constitución y dejarán, por tanto, de requerir la cancelación de la hipoteca inicial y la constitución de una nueva, con el correspondiente ahorro de gastos en tasas y aranceles que esto supone.

Las modificaciones a las que se refiere son: la ampliación o reducción de capital, la prestación o modificación de la garantías personales, la alteración de las condiciones del tipo de interés inicialmente pactado o vigente; la alteración del plazo, del método o sistema de amortización y de cualesquiera otras condiciones financieras del préstamo.

Gastos. Se rebajan los gastos de formalización de las hipotecas. Para una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años, los gastos de registro descienden de 240 a 42 euros y los gastos notariales se reducen de 111 a 25 euros.

Hipoteca inversa. La nueva norma establece el marco jurídico que regula este producto. Los mayores de 65 años y personas dependientes podrán constituir una hipoteca inversa sobre una vivienda distinta a la habitual, es decir, sobre una segunda residencia. Eso si, las ventajas fiscales sólo serán para quienes la hagan sobre su vivienda habitual.

Hipoteca de máximos o flotante. Los pequeños empresarios podrán avalarse a si mismos. Con la garantía la vivienda o el local, y bajo una única hipoteca, se consigue una especie de línea de crédito a largo plazo para cubrir las deudas presentes y futuras relacionadas con el negocio.

Transparencia. La reforma capacita al ministro de Economía y Hacienda a aprobar una orden de transparencia y protección del cliente con el fin de ampliar la claridad de la información de todos los aspectos del proceso de contratación de una hipoteca.

Independencia de los tasadores. Se garantiza la independencia de las sociedades de tasación. Se recoge un catálogo de infracciones muy graves, graves y leves, con sus correspondientes sanciones y se contempla que se pueda inhabilitar de forma definitiva a las sociedades de tasación que hayan “faltado a la veracidad” en sus valoraciones de los inmuebles que se utilizan como garantía de los préstamos hipotecarios.

¿Nos afecta la crisis de los créditos hipotecarios?

De sobra sabemos que en economía cuando Estados Unidos se resfría Europa y el resto del mundo se constipan. Llevamos un verano bastante ajetreado con la crisis de los créditos hipotecarios de alto riesgo, también llamados subprime, en los EE.UU. Afectando no sólo al mercado inmobiliario estadounidense sino también a los mercados bursátiles del mundo entero.

Lo que en realidad nos importa es si esta crisis puede afectar a nuestro país. Primero hay que decir que este tipo de hipotecas subprime no existen en España y además tenemos unas tasas de morosidad muy bajas comparadas con el país norteamericano. En España la tasa de morosidad es de un 0,50% mientras que en EE.UU. es de un 4% y alcanza el 15% en el caso de las subprime.

Esto viene a tranquilizarnos y demostrar el bajo riesgo que corren los bancos españoles a la hora de conceder un préstamo hipotecario y la mayor estabilidad del sector en nuestro país. Además, Solbes minimiza el impacto que esta crisis pueda tener en nuestra economía y los analistas parecen coincidir en que, como ya hemos dicho, nuestro mercado hipotecario no tiene nada que ver con el estadounidense.

Lo que está claro es que todo lo que pase en Estados Unidos nos puede afectar a nosotros. Allí estamos viendo cómo la burbuja inmobiliaria se desinfla, con los peores datos de construcción nuevas viviendas de los últimos 10 años. El HomeBanc es la última entidad en declararse en bancarrota por problemas relacionados con las hipotecas de alto riesgo. Y el FDE, la Reserva Federal, sigue inyectando dinero y acaba de bajar los tipos de interés para asegurar el crecimiento de su economía.

¿Y en España qué pasa? Pues para empezar el March Monetario Dinámico, de la Banca March, es el primer fondo español que se ha visto afectado por la crisis. Pero ¿por qué? Pues como leemos en el ABC: “Las entidades financieras estadounidenses que conceden este tipo de créditos de alto riesgo suelen dividir la deuda y venderla a inversores y a bancos” de todo el mundo. No es que sea para alarmarse pero para que luego digan. Vamos a ver cómo se desarrollan los acontecimientos y si no acabamos cogiendo nosotros un resfriado.

El Banco de España confirma la desaceleración del precio de la vivienda

En su informe trimestral, correspondiente al periodo que va de abril a junio del 2007 y publicado el lunes, el Banco de España habla de “la normalización en el mercado inmobiliario, con una desaceleración muy gradual de los precios del sector, lo que está promoviendo una cierta contención de los ritmos de gasto y de endeudamiento de las familias”.

El informe, que hace un análisis general de la economía española, detalla un poco más en lo referente al mercado inmobiliario y señala que “según los últimos datos proporcionados por el Ministerio de Vivienda para el segundo trimestre, la tasa de crecimiento interanual del valor de la vivienda libre tasada fue del 5,8%, prácticamente 1,5 pp menos que la de comienzos de año y 5 pp inferior a la que se registró hace doce meses. Prosigue, de este modo, el proceso de normalización ordenada de los precios en los mercados inmobiliarios”.

Al final la tan traída y llevada burbuja no explota. Más bien el Banco de España constata una “suave desaceleración” en el sector de la construcción, lo que no deja de ser una buena noticia dada la racha de los últimos años.

Si alguien quiere leerse el informe completo aquí está en formato .pdf:

Informe trimestral de la economía española (julio 2007)