Requisitos para el aplazamiento de la hipoteca durante dos años

El gobierno ya ha aprobado entre sus medidas anticrisis el aplazamiento del pago de la mitad de las cuotas de la hipoteca (con un limite de 500€) durante tres años para los parados con cargas familiares. El estado adelantará a través del ICO ese dinero a las entidades que quieran colaborar con esta medida.

Veamos en detalle cuáles son los requisitos para poder acceder a esta medida:

  • Tener la hipoteca suscrita antes del 1 de septiembre de 2008.
  • Ser trabajador por cuenta ajena y estar en paro o perder el trabajo antes del 1 de enero de 2010.
  • Ser autónomo que haya cesado su trabajo o que acredite pérdidas que reduzcan su beneficio hasta tres veces el Indicador Público de Efectos de Renta Múltiple (IPREM), que está en 516 euros.
  • Ser pensionista de viudedad con cargas familiares.
  • La hipoteca no puedes superar los 170.000 euros.
  • El préstamo tiene que ser para vivienda habitual o primera vivienda.
  • El límite máximo que se dejará de pagar será de 500 euros al mes.
  • El préstamo se dejará de pagar a partir del 1 de enero de 2009 y la moratoria será posible durante 24 meses, hasta diciembre de 2010.
  • A partir de marzo de 2012 se deberá empezar pagar la cantidad que se haya aplazado, mediante un prorrateo repartido entre mensualidades, en un periodo máximo de 15 años.

Recordar también la otra medida importante aprobada por el gobierno: la moratoria de dos años en la ejecución de la Cuenta Vivienda. El plazo para comprar la vivienda se amplia en dos años, pasando de cuatro a seis años, aunque los beneficios fiscales no se aplican sobre esta prorroga de dos años.

En este enlace a la página del ICO está todo explicado. Y aquí está la lista actualizada de todas las entidades que ya tienen acuerdo con el ICO para realizar los aplazamientos.

Actualización: 6 de Febrero de 2009, con los nuevos plazos aprobados por el gobierno.

Cuenta ahorro vivienda

Cuando nos adentramos en la compra de una vivienda, fiscalmente tendremos derecho a la deducción por adquisición de la vivienda habitual. Actualmente esta deducción es del 15% de las cantidades entregadas para la adquisición de la vivienda (o capital amortizado del préstamo), además de una compensación fiscal para quienes tenían derecho a una mayor deducción por haber adquirido su vivienda antes del 20 de enero de 2006. Esta deducción está limitada hasta 9015 euros por año.

El primer año, el año de la compra, incurriremos en unos gastos como son el IVA (o el ITP si es de segunda mano), el Notario, el registro, otros impuestos (AJD, plusvalía municipal) que van a superar los 9015 euros que tenemos derecho a deducirnos. Para no perder el derecho a deducir estas cantidades iniciales que son bastante altas, ya que suponen aproximadamente el 10% del valor de la vivienda, podemos usar la cuenta ahorro vivienda y deducirnos por anticipado el dinero que ahorramos con la finalidad de adquirir la vivienda (pagar estos gastos iniciales).

La deducción que recibimos por Cuenta Vivienda es la misma que la de adquisición de vivienda habitual, también el 15%. El límite de deducción para la cuenta ahorro vivienda es también el mismo: 9015 euros por año. Debe ser una cuenta separada del resto de operaciones, que puede ser corriente o de ahorro, no tiene necesariamente que denominarse Cuenta Ahorro Vivienda aunque realmente es lo más habitual en los bancos y cajas. Este dinero debe ir exclusivamente destinado a la adquisición de la vivienda habitual. Si en el plazo de cuatro años a contar desde la apertura de la cuenta no se ha adquirido ninguna vivienda, habremos de devolver las cuotas deducidas a Hacienda más los intereses de demora.

Es interesante recordar que si se compra una casa entre varias personas (pro in diviso o un matrimonio) es perfectamente legal tener cada uno su propia cuenta vivienda y deducirse por las cantidades entregadas que le correspondan proporcionalmente.