¿Qué es ‘subprime’? Créditos subprime e hipotecas subprime

Después de mucho oír hablar de la crisis de las subprime, vamos a empezar por explicar qué son en realidad los créditos subprime.

Primero hay que contestar a la pregunta ¿qué es subprime? “Subprime” es un término inglés que significa algo así como “por debajo de lo óptimo” y que proviene de los E.E.U.U, donde a este tipo de créditos también se les conoce como créditos B-paper, near-prime o second chance. Son un tipo de préstamo que se caracteriza por ser menos exigente con la solvencia o la capacidad de devolver los pagos que tienen las personas a las que van dirigidos, de hecho el término subprime califica esa solvencia como “por debajo de la óptima”. Los créditos subprime abarcan una variedad de instrumentos de crédito que incluyen las hipotecas subprime, los préstamos de coche subprime o las tarjetas de crédito subprime, entre otros, auque los más comunes son las llamadas hipotecas subprime.

Mediante las hipotecas subprime, las personas con dificultad para obtener un crédito en los bancos o cajas de ahorros acuden a otras instituciones de crédito, o a determinados bancos que las admitían en Estados Unidos, y, a pesar de no disponer de avales, mediante otras propiedades, o avales personales de alguien que responda en caso de impago, pueden acceder a un préstamo.

Las hipotecas subprime suelen tener un tipo de interés de hasta un 5% o más sobre el tipo de interés habitual en el mercado para los préstamos hipotecarios, intentando así cubrir el riesgo de impago. En un principio, son muy beneficiosas para ambas partes: el sistema crediticio y el particular, porque permiten acceder a una vivienda a más personas, y a su vez generar más riqueza. El problema viene cuando los tipos no acompañan, suben y vuelven a subir y la morosidad aparece como punta de un iceberg, porque además recordemos que no existen avales, por eso Bernanke (el presidente de la Reserva Federal estadounidense) estaba tan preocupado y reitera su preocupación por la morosidad.

Actualmente, el consenso entre los periodistas y los analistas financieros es utilizar menos la expresión sub-prime y cambiarla por “préstamos non-prime” que significa lo mismo (ya se ha demostrado que no es que tengan baja solvencia, es que la tienen nula) pero sin dar imagen de inferioridad (“sub”) o de defectuosos a quienes lo han solicitado. Ahora va a ser cuestión de nombre …