Mayor control a las empresas de intermediación y reunificación de créditos

Por fin. Ya habíamos hablado de lo peligroso que podía resultar acudir a los llamados intermediarios financieros o empresas de reunificación de préstamos. Lo escandaloso era que estas empresas pudiesen actuar sin la adecuada regulación que dejaba desprotegidos a los consumidores.

Pues ya, por fin, se han puesto manos a la obra y el Gobierno ha aprobado un proyecto de ley que regula la concesión de créditos y de préstamos hipotecarios por empresas que no son entidades financieras, así como los servicios de intermediación o reunificación de deudas.

Ahí van los puntos más interesantes de este proyecto de ley:

  • Posibilidad de que el consumidor pueda desistir en 14 días, ya que toda la información precontractual tendrá que ser remitida al consumidor quince días antes de la formalización de la operación.
  • Creación de un registro público estatal de empresas no financieras dedicadas a actividades crediticias.

  • Mayor trasparencia en las tarifas y comisiones. Se deberá facilitar de forma detallada información de “cualquier tipo de gasto” relacionado con la operación.

  • Contratos “por escrito y con un determinado contenido mínimo”. Se extienden también a los operadores no financieros las exigencias relativas a las escrituras públicas para la formalización de créditos hipotecarios.

“Tengan cuidado ahí fuera”

Una mujer pide ayuda en Tele5 después de que, al no poder pagar sus cuotas de la hipoteca, acudiera a una intermediaria financiera en busca de una solución a sus problemas.

Al parecer, en la financiera le dijeron que tendría que pagar 3.000 euros de intereses y ahora resulta que debe 188.000€ y está a punto de ser desahuciada. En la financiera, por supuesto, no dan señales de vida.

No nos cansaremos de repetir que mucho ojo con las intermediarias financieras y que hay que leer muy bien lo que firmamos, que como nos descuidemos nos las van a dar todas juntas, que para eso ponen las cosas en letra pequeña, para que no las leamos. “Y recuerden, tengan cuidado ahí fuera” (Sargento Esterhaus en Hill Street).

Reunificación de créditos… con cuidado

La OCU recomienda directamente no acudir a las empresas de reunificación de créditos, y el Banco de España aconseja leerse bien todas las condiciones de la operación y sopesar los gastos y comisiones que lleva consigo.

Si nos lo ponen así desde un principio, la cosa mete miedo. Lo cierto es que abundan los anuncios en prensa y televisión de empresas que nos invitan a reunificar nuestras deudas, así que conviene tener claro de lo que estamos hablando. En el artículo sobre la reunificación de préstamos se explica lo que es en realidad una reunificación de créditos y las opciones que tenemos, y en este artículo de Cinco Días se recoge muy bien como funcionan las empresas de intermediación para reunificar deudas.

La ventaja en la reunificación de créditos es clara: reducir la cuota mensual que tenemos que pagar. Pero hay que tener en cuenta los gastos y comisiones, así como el numero de años que tendremos que seguir pagando cuotas.

Conviene tener cuidado, informarse bien antes de iniciar una operación de este tipo y leer bien todas las condiciones si al final acudimos a una empresa de intermediación.