“Alquilar no es tirar el dinero”

Interesantes reflexiones de Jesús Encinar, el fundador de Idealista.com, uno de los portales inmobiliarios más visitados. Se acaba de comprar su primera casa a sus 40 años y la ha pagado a tocateja. Sigue defendiendo que “alquilar no es tirar el dinero, pagar los intereses de una hipoteca a 30 años sí lo es”. Como ejemplo este cálculo que hicimos en la calculadora de prestamos sobre una hipoteca media donde acabaríamos pagando 65.243€ de intereses.

calculadora de prestamos

Jesús aclara en su blog: “cada vez que oigo aquello de ‘alquilar es tirar el dinero’ me sorprende que la gente no diga lo mismo de los intereses de una hipoteca. ¡Pagar intereses sí es tirar el dinero!”

Los préstamos entre personas triunfan en época de crisis

Ya habíamos hablado de la iniciativa de Zopa.com para facilitar los préstamos entre personas. Pues parece que con la crisis este tipo de negocios está creciendo a marchas forzadas. Según vemos en El País de hoy, Zopa en el Reino Unido está creciendo a un ritmo del 100% al mes.

Recordamos que Zopa.com, de momento, no está disponible en todas partes, aunque están apareciendo empresas similares en diferentes países. En España, Comunitae esta en periodo de gestación y anuncia comenzar su actividad para el segundo trimestre de este año. Por el momento, en su página web ya se puede consultar información sobre su funcionamiento.

Los bancos cierran el grifo

Por si todavía había alguna duda, La Vanguardia hace la prueba y se va en busca de una hipoteca por Barcelona durante tres días. De doce solicitudes de préstamo hipotecario, nueve fueron rechazadas y sólo tres admitidas a estudio, pero ninguna pasa por el filtro de las comisiones de riesgo.

Está claro que se han endurecido los criterios para la concesión de un préstamo. No sólo se tienen muy en cuenta las garantías que ofrecen los clientes, también se está poniendo mucho énfasis en el nivel de endeudamiento que pueden asumir. En Cataluña ha bajado un 32% la concesión de hipotecas.

Mayor control a las empresas de intermediación y reunificación de créditos

Por fin. Ya habíamos hablado de lo peligroso que podía resultar acudir a los llamados intermediarios financieros o empresas de reunificación de préstamos. Lo escandaloso era que estas empresas pudiesen actuar sin la adecuada regulación que dejaba desprotegidos a los consumidores.

Pues ya, por fin, se han puesto manos a la obra y el Gobierno ha aprobado un proyecto de ley que regula la concesión de créditos y de préstamos hipotecarios por empresas que no son entidades financieras, así como los servicios de intermediación o reunificación de deudas.

Ahí van los puntos más interesantes de este proyecto de ley:

  • Posibilidad de que el consumidor pueda desistir en 14 días, ya que toda la información precontractual tendrá que ser remitida al consumidor quince días antes de la formalización de la operación.
  • Creación de un registro público estatal de empresas no financieras dedicadas a actividades crediticias.

  • Mayor trasparencia en las tarifas y comisiones. Se deberá facilitar de forma detallada información de “cualquier tipo de gasto” relacionado con la operación.

  • Contratos “por escrito y con un determinado contenido mínimo”. Se extienden también a los operadores no financieros las exigencias relativas a las escrituras públicas para la formalización de créditos hipotecarios.

Cómo financiar las vacaciones

Ya están aquí. Las vacaciones son una necesidad, una inevitable fecha en el calendario. Nos merecemos un descanso, relajarnos, desconectar y al menos una vez al año darnos un pequeño lujo, un viajecito, un capricho. Con el mundo al alcance de la clase media, hay ofertas en las que nos sale más caro quedarnos en casa, o eso era lo que decía Curro.

Hay gente que recurre a los créditos urgentes para financiar las vacaciones. Las agencias de viajes, para no quedarse atrás, se han convertido en agencias financieras con multitud de productos diferentes. Lo más cómodo es el pago a plazos y, normalmente, sin intereses, pero también ofrecen otra serie de facilidades.

En primer lugar, si realizamos la reserva con antelación nos ofrecen jugosos descuentos de hasta el 8% en algunas agencias o el 15% en otras; algunas veces la promoción consiste en regalar a las parejas las estancias de los niños. Cuando se conoce con tiempo la fecha del periodo de vacaciones es muy recomendable reservar con antelación: tendremos un buen descuento y mucho más donde elegir, antes de que se agoten las plazas en algunas hoteles o se acaben las mejores ofertas.

También se puede pedir a la agencia que realice una financiación de las vacaciones, que nos permita pagarlo en varios plazos, en cómodas cuotas, que si no todo junto impresiona. Es un nuevo servicio que ya tienen muchas agencias de viajes. En otras agencias que no financian, lo más que se puede conseguir es pagar en dos veces, parte al hacer la reserva y parte al iniciar las vacaciones.

Como siempre, conviene leer bien la letra pequeña de los productos que reservamos. Mirar bien las condiciones de cancelación o cambio de fechas. Por lo general los hoteles permiten cancelaciones hasta 24 horas antes sin coste, pero las agencias de alquiler de coches no permitirán la cancelación o cambio sin coste.

Y para el que ya esté de vacaciones, pues nada, que las disfrute, que tarde o temprano nos tocará a todos.

Suspensión de pagos, la solución si no podemos pagar la hipoteca

Nadie está a salvo de tener algún día una mala racha, un problema familiar, ajustes en su empresa, enfermedad, desempleo, etc. Por cualquier motivo puede suceder que no podamos hacer frente a las cuotas o a las deudas a que nos habíamos comprometido. En primer lugar recibiremos un aviso del banco, pero si no se produce el pago en breve o se negocia un aplazamiento se nos iniciará un procedimiento de embargo del bien hipotecado, ya que esta es la garantía del banco para cobrar su deuda.

Ya hemos visto que ahora tenemos la opción de declararnos en suspensión de pagos, como hacen las empresas. Con la nueva Ley Concursal de 2004 las familias tienen la opción de solicitar el concurso de acreedores (suspensión de pagos) y así detener el procedimiento de embargo y paralizar el pago de intereses de las deudas. El concurso hasta 2004 era una opción que únicamente tenían las empresas y sociedades, pero ahora se ha ampliado a las personas físicas también. Cuando nos declaramos en concurso voluntariamente podemos intentar negociar con los acreedores la quita (el perdón de una parte de la deuda) o la espera (el aumento de los plazos de amortización).

Desventajas

Cuando nos declaramos en concurso, aunque se hayan paralizado las ejecuciones y los embargos, dejamos de ser los administradores de nuestras propias finanzas, un Administrador judicial se encargará de disponer un plan de pago de nuestras deudas con los acreedores dejándonos una cantidad para poder vivir. De esta forma, no va a ser fácil volver a conseguir en el futuro nuevos préstamos.

Otra desventaja son los elevados costes de estos procesos judiciales que se incrementan a medida que sube el importe de la deuda o del número de acreedores. En el caso de deudas impagadas, pero sobre las que existe un aval, el concurso o suspensión de pagos no evitará que se ejecuten las garantías con los avalistas pues ellos no están en situación concursal.

Reunificación de créditos… con cuidado

La OCU recomienda directamente no acudir a las empresas de reunificación de créditos, y el Banco de España aconseja leerse bien todas las condiciones de la operación y sopesar los gastos y comisiones que lleva consigo.

Si nos lo ponen así desde un principio, la cosa mete miedo. Lo cierto es que abundan los anuncios en prensa y televisión de empresas que nos invitan a reunificar nuestras deudas, así que conviene tener claro de lo que estamos hablando. En el artículo sobre la reunificación de préstamos se explica lo que es en realidad una reunificación de créditos y las opciones que tenemos, y en este artículo de Cinco Días se recoge muy bien como funcionan las empresas de intermediación para reunificar deudas.

La ventaja en la reunificación de créditos es clara: reducir la cuota mensual que tenemos que pagar. Pero hay que tener en cuenta los gastos y comisiones, así como el numero de años que tendremos que seguir pagando cuotas.

Conviene tener cuidado, informarse bien antes de iniciar una operación de este tipo y leer bien todas las condiciones si al final acudimos a una empresa de intermediación.

Prestamos rápidos por SMS, el futuro ya está aquí

Coges el móvil, mandas un simple mensaje de texto, esperas 15 minutos y ya tienes 300€ en tu cuenta. La facilidad con la que se puede obtener un préstamo rápido por SMS en Suecia está haciendo que los jóvenes suecos conozcan el maravilloso mundo de las deudas financieras. Ni que decir tiene que ha sido todo un éxito entre la juventud sueca, como la de todo el mundo, acostumbrada a estar todo el día con el móvil en la mano.

Pides 320€ y tienes que pagar, entre gastos e intereses, un 18%, unos 55€. Ahora bien, tienes que devolverlo en el plazo de un mes. Al final, como muchos jóvenes lo piden alegremente, se acaban encontrando en una situación en la que tienen que pedir otro préstamo con intereses más altos para poder devolver este y se meten en un circulo vicioso de deudas imparable.

Los primeros préstamos rápidos por SMS se empezaron a dar en Suecia a mitad del 2006, tres meses más tarde se empezaron a reclamar los primeros cobros de deudas. Se supone que este servicio se ofrece en más países europeos, pero las autoridades suecas estaban tan preocupadas por el tema que han tenido que meter mano para bajar el tipo de interés inicial de los préstamos. Por supuesto las empresas que ofrecen estos servicios señalan que sus préstamos los piden personas de entre 32 y 99 años (nada de jóvenes menores de 20 años) y que tienen una tasa de morosidad del 2%.

No quiero ni pensar lo que sucederá cuando esto llegue a España, porque acabará llegando, más pronto que tarde. Qué peligro.

Carta al nuevo Ministro de Economía de un mileurista cualquiera

“Señor ministro:

Le escribo para comentarle mi situación ahora que puedo y me hace caso porque quiere mi voto. Es la situación de los ciudadanos normales, trabajadores, con responsabilidades familiares y dificultades para llegar a fin de mes.

Me gustaría que entendiera cuáles son mis problemas, con la esperanza de que algún día los tenga en cuenta y busque soluciones, y que las promesas que hace estos días se cumplan de verdad. Soy un joven madrileño y, aunque tengo un trabajo, a parte de las horas que echo por menos de 1.000€, hay muchas cosas que no me puedo permitir. Me gustaría comprar un piso algún día, más que nada porque con lo que me gasto de alquiler por lo menos tendría algo en propiedad, pero con mi sueldo de mileurista lo veo muy difícil. Las únicas viviendas que podría pagar son las de Protección Oficial, que al menos tienen unos precios más justos. Pero en Madrid acceder a las VPO es más difícil que te toque la lotería. ¿Qué va a hacer usted por mi vivienda señor ministro?

Yo vivo de alquiler. Siempre había oído decir que había muchos pisos vacíos pero cuando comencé a buscar un piso para alquilar no los encontraba, en todas partes, por pisos de 40 metros o 50, me estaban pidiendo no sólo hasta 700 euros al mes, lo cual supone el 70% de mi paga, sino que me exigían avales bancarios o fianzas de cantidades de las que no dispongo. Pensé en pedir ayuda en las Oficinas de la Vivienda o en la Sociedad Pública de Alquiler, pero fue en vano, pues el 40% de ayuda, según sus normas, no me permitía alquilar ninguno de los pisos que había allí. Además, tengo 30 y tantos y me paso del limite de edad para otras ayudas.

Y si ya es difícil poder pagarse una casa, el siguiente problema: malabarismo financiero para llegar a fin de mes con lo que me ha quedado. Le decía que apenas cobro 1000 euros, y todo en este país no ha dejado de subir, empezando por el pan, la leche, la gasolina, etc., todo menos mi nómina.

Ha prometido cambios y reformas fiscales como, por ejemplo, eliminar el impuesto de Patrimonio, pero, ¿en qué me beneficiará esto a mí? En nada, es un impuesto de ricos. ¡Ojalá yo pagara Patrimonio! ¿Debería analizar así sus propuestas? ¿Pretende usted beneficiar a alguien en concreto, señor ministro? Los ciudadanos normales y trabajadores como yo somos mayoría en España y sería una lástima que no nos tuviera en cuenta. Hay otras promesas que, a priori, no están tan mal, como la exención a quien gane menos de 16.000 euros. De todas formas, siento que pueden hacer mucho más. ¿Por qué, ahora que puede, no mejora la deducción por alquiler? Siempre ha sido el gran olvido de las políticas fiscales y sociales.

Y hablando de otras cosas, señor ministro, se supone que actualmente tenemos una economía del bienestar con un sistema de pensiones y de salud públicos del cual yo personalemente estoy orgulloso, pero también veo alguna carencia. Mi banco ya me ha recomendado un plan de pensiones por si acaso, a pesar de que todavía soy joven. Actualmente con lo que recibe un anciano como mi abuelo, un pensionista, resulta difícil vivir, imposible si hay que pagar mensualmente un alquiler o una letra de un préstamo hipotecario. ¿Qué medidas va a tomar usted para que no resulte obligatorio el plan de pensiones? ¿Vamos a tener más residencias de ancianos de carácter público para gente como mi abuelo? Por si no sabe lo que cuesta una residencia privada, le aseguro que es mucho más de lo que permite la pensión y muy pocas personas se pueden permitir pagar varios miles de euros al mes en una residencia privada. Cómo diría uno que yo conozco: “Yo quiero que el abuelito … no se tenga que preocupar de estas cosas”.

En la misma situación se encuentran las personas dependientes o enfermas que la Seguridad Social no puede ayudar y que necesitan cuidados permanentes de una persona. Ya existe una ley de dependencia, pero si usted no progresa en la financiación de esta ley no servirá de nada. Por cierto, recuerde, señor ministro, que la política social, las pensiones, el empleo y la sanidad es lo que más se ha de desarrollar y cuidar en un país, puesto que nos afecta a todos, especialmente a los más débiles.

Dentro de poco la campaña electoral habrá finalizado y yo volveré a ser un ciudadano normal al que los poderes ignoran, sólo espero que todas las esas promesas forzadas por la proximidad de las elecciones sirvan para algo. Por lo menos en mi pueblo se que tengo piscina, polideportivo o asfaltado de carretera nuevo cada cuatro años. Viva la democracia.

En fin, señor ministro, le deseo sinceramente que le vaya muy bien, ya que su éxito es el éxito de mi país, y por tanto el mío. Como diría alguno: buenas noches .. y buena suerte.”

Préstamo para la fianza

Coincidiendo con la entrada de este año nuevo, y electoral, el Ministerio de Vivienda ha anunciado (con colapso y caída de su página web incluidos) medidas especificas de ayuda al alquiler para los jóvenes de entre 22 y 30 años que cumplan una serie de requisitos. Entre estas ayudas, y aparte de los 210 euros para la renta mensual, está un préstamo sin intereses de 600 euros destinado a hacer frente a la fianza del alquiler. El préstamo se devolverá cuando se extinga la fianza, al finalizar el último de los contratos de arrendamiento.

Asimismo, si para acceder al arrendamiento de la vivienda se necesita un aval, el interesado percibirá 120 euros para sufragar los gastos de su tramitación.

Además de estos préstamos para jóvenes, el plan de vivienda 2005-2008, ya incluía diversas ayudas en préstamos para compra de vivienda nueva y usada o para la rehabilitación de viviendas.

Con la cercanía de las elecciones el próximo marzo parece que el Ministerio de Vivienda se ha propuesto justificar su creación por Zapatero a comienzos de esta legislatura que ahora se agota. Lo que es cierto es que la llegada de la ministra Carme Chacón le ha dado más visibilidad al ministerio. Por lo menos el préstamo para la fianza es real y está ahí.