Comisiones inmobiliarias

Ya estamos viendo que las compañías inmobiliarias no están en el mejor de sus momentos. Normalmente, cuando el sector de los pisos y los préstamos ha ido al alza siempre han estado ahí para ayudar a vender los pisos y a encontrar el piso deseado y la forma de poder pagarlo.

Forma parte del trabajo de las inmobiliarias tener un agente financiero. Un experto en financiación y préstamos que ayude a quien desea comprar una casa a obtener el préstamo que más le conviene y que pueda pagar con facilidad. No todos los bancos están dispuestos a conceder préstamos a todo el mundo por lo que es útil contar con la ayuda de un profesional que lo tramite todo por nosotros. Así, con una pequeña entrevista o charla en la inmobiliaria y rellenando una hoja con datos personales y económicos, el financiero se pondrá a buscar el mejor préstamo para cada cliente.

De esta manera, podemos encontrar en la misma oficina ambas cosas: por un lado los pisos, por otro el asesoramiento. No obstante, cuando las condiciones de la vivienda y de los préstamos se endurecen, se endurecen para todos, y los asesores financieros y las agencias inmobiliarias lo notan mucho ya que sus comisiones son un coste añadido que encarece más aún el precio de la vivienda.

Como media una agencia inmobiliaria cobrará una comisión que representa un 6% del valor del piso al comprador del piso y algunas inmobiliarias también cobrarán comisión al vendedor, de media un 3% del valor del piso. Si además contamos con el asesoramiento de un experto financiero para obtener el mejor préstamo cobrará una comisión aproximadamente de un 3% o un 4% del valor de la hipoteca firmada con el banco.

Ejemplo:

Una persona que compre un piso de 240.000€ y pida una hipoteca de 200.000€ tendría un coste adicional en comisiones de:

7.200 €(3% a el vendedor)
14.400 €(6% inmobiliaria)
8.000 €(4% financiera)
22.400 €Total

Deja un comentario