Requisitos para el aplazamiento de la hipoteca durante dos años

El gobierno ya ha aprobado entre sus medidas anticrisis el aplazamiento del pago de la mitad de las cuotas de la hipoteca (con un limite de 500€) durante tres años para los parados con cargas familiares. El estado adelantará a través del ICO ese dinero a las entidades que quieran colaborar con esta medida.

Veamos en detalle cuáles son los requisitos para poder acceder a esta medida:

  • Tener la hipoteca suscrita antes del 1 de septiembre de 2008.
  • Ser trabajador por cuenta ajena y estar en paro o perder el trabajo antes del 1 de enero de 2010.
  • Ser autónomo que haya cesado su trabajo o que acredite pérdidas que reduzcan su beneficio hasta tres veces el Indicador Público de Efectos de Renta Múltiple (IPREM), que está en 516 euros.
  • Ser pensionista de viudedad con cargas familiares.
  • La hipoteca no puedes superar los 170.000 euros.
  • El préstamo tiene que ser para vivienda habitual o primera vivienda.
  • El límite máximo que se dejará de pagar será de 500 euros al mes.
  • El préstamo se dejará de pagar a partir del 1 de enero de 2009 y la moratoria será posible durante 24 meses, hasta diciembre de 2010.
  • A partir de marzo de 2012 se deberá empezar pagar la cantidad que se haya aplazado, mediante un prorrateo repartido entre mensualidades, en un periodo máximo de 15 años.

Recordar también la otra medida importante aprobada por el gobierno: la moratoria de dos años en la ejecución de la Cuenta Vivienda. El plazo para comprar la vivienda se amplia en dos años, pasando de cuatro a seis años, aunque los beneficios fiscales no se aplican sobre esta prorroga de dos años.

En este enlace a la página del ICO está todo explicado. Y aquí está la lista actualizada de todas las entidades que ya tienen acuerdo con el ICO para realizar los aplazamientos.

Actualización: 6 de Febrero de 2009, con los nuevos plazos aprobados por el gobierno.

10 consejos para superar la crisis

Ya estamos en medio de la crisis que tanto se veía venir y no queda otra que aguantar el tirón. Aquí van una serie de consejos que, aunque conocidos por todos, conviene recopilar en un mismo artículo para poder ponerlos en práctica y conseguir aguantar el chaparrón hasta que vuelva a salir el sol … que saldrá.

1. Reduce el consumo de energía: controla el uso de la calefacción o aire acondicionado. Utiliza bombillas de bajo consumo. Usa electrodomésticos eficientes con la etiqueta energética de clase A y pon el lavavajillas y la lavadora cuando estén llenos. Cuidado con el “stand by” de la televisión, el dvd o el equipo de música, apágalos por completo. Controla el consumo de agua, cada día está más cara.

2. En el carro de la compra: haz una lista de la compra antes de salir de casa. Aprovecha las ofertas 2×1 y todo tipo de ofertas. Opta por marcas blancas, puedes ahorrar hasta un 30% . Cocina más y olvídate de la comida a domicilio o comida para llevar. Compra productos de temporada, son más baratos. Haz la compra después de comer, con hambre compramos más.

3. En el coche: comparte coche para ir a trabajar o utiliza el transporte público. Conduce de manera eficiente para ahorrar combustible: utiliza marchas largas, revisa la presión de los neumáticos todos los meses, evita arranques y frenazos bruscos y respeta la velocidad máxima establecida. Coge la bici o vete andando en los trayectos cortos, tu salud también lo agradecerá.

4. Deja las tarjetas de crédito en casa: puede llegar a ser una tentación demasiado grande. Paga siempre con efectivo, con la tarjeta parece que el dinero no se acaba nunca. Cancela las tarjetas de crédito que no uses, te están cobrando por ellas.

5. Ahorra: destina una cantidad mensual para ahorrar y métela todos meses en una cuenta ahorro o en la caja fuerte, pero separa una cantidad fija todos los meses.

6. Deja de fumar: aprovecha la ocasión para dejar de fumar. Te puedes ahorrar más de 600€ al año, una cuota de la hipoteca.

7. Quédate en casa: si sales vas a consumir más y todo será más caro. Organiza cenas en tu casa con los amigos. Quédate a ver una peli o una serie. Aprovecha para leer más o entra en Internet, casi todo es gratis y tienes todo el entretenimiento a tu alcance.

8. Evita los gastos superfluos: cuidado con el móvil. Considera darte de baja de la televisión digital o por cable, con la TDT ya tienes bastante. Controla el gasto en ropa y vigila los pequeños gastos diarios.

9. Revisa tu situación financiera: recuerda que el limite garantizado por titular y cuenta es de 100.000€. Renegocia las comisiones de tus cuentas, tarjetas, etc. Si tienes dinero ahorrado amortiza las deudas que tengas, primero los créditos personales y luego la hipoteca. Cuidado con los créditos urgentes y el dinero rápido. Revisa la fecha de vencimiento y renegocia también los seguros del hogar, coche, vida, etc.

10. Y el último lo dejamos para vosotros. Así que, ya sabes, si se te ocurre alguno más compártelo con todos en los comentarios.

La crisis mundial explicada en clave de humor inglés

La crisis mundial, y su origen en las hipotecas subprime, explicada en clave de humor en el programa humorístico inglés “The Last Laugh”. Lo triste es que hacen un relato muy bueno y veraz de lo sucedido. Si no fuera por lo serio del problema, es que es para partirse de risa.

Buenísimo el final:

– “¿Se puede evitar la crisis?”
– “Se puede evitar si los gobiernos y bancos centrales nos devuelven a los especuladores el dinero que perdimos”

Mayor control a las empresas de intermediación y reunificación de créditos

Por fin. Ya habíamos hablado de lo peligroso que podía resultar acudir a los llamados intermediarios financieros o empresas de reunificación de préstamos. Lo escandaloso era que estas empresas pudiesen actuar sin la adecuada regulación que dejaba desprotegidos a los consumidores.

Pues ya, por fin, se han puesto manos a la obra y el Gobierno ha aprobado un proyecto de ley que regula la concesión de créditos y de préstamos hipotecarios por empresas que no son entidades financieras, así como los servicios de intermediación o reunificación de deudas.

Ahí van los puntos más interesantes de este proyecto de ley:

  • Posibilidad de que el consumidor pueda desistir en 14 días, ya que toda la información precontractual tendrá que ser remitida al consumidor quince días antes de la formalización de la operación.
  • Creación de un registro público estatal de empresas no financieras dedicadas a actividades crediticias.

  • Mayor trasparencia en las tarifas y comisiones. Se deberá facilitar de forma detallada información de “cualquier tipo de gasto” relacionado con la operación.

  • Contratos “por escrito y con un determinado contenido mínimo”. Se extienden también a los operadores no financieros las exigencias relativas a las escrituras públicas para la formalización de créditos hipotecarios.

8 consejos para ahorrar en vacaciones

Ya está aquí el veranito y hay que intentar irse de vacaciones con la crisis económica aplastando a la mayoría de los hogares y la subida imparable del Euribor que ya alcanza el 5,43%. Lo único que podemos poner de nuestra parte es intentar ahorrar en vacaciones y sacarle el mayor rendimiento a nuestra plata. Aunque lo parezca, ‘ahorrar’ y ‘disfrutar’ no son antónimos, sólo hay que seguir unos simples consejos.

¿Cómo podemos ahorrar en vacaciones? Pues tenemos la opción básica de acoplarnos a familiares o amigos que viven en la playa. Buscar un apartamento para poder comprar en supermercados en lugar de en restaurantes. También podemos ir de camping a un hostal: muchísimas veces pasa que las mejores vacaciones no son las que nos pegamos a todo lujo; estar en un camping nos obliga a madrugar y a aprovechar mucho más el tiempo al aire libre y a estar en contacto con la naturaleza.

Pero, para cuando todo esto falla … ahí van 8 consejos para ahorrar en vacaciones:

  1. Apúntate ya a recibir correos electrónicos con ofertas en páginas como atrapalo.com, rumbo.es, lastminute.com, muchoviaje.com o en cualquier web de ofertas de viajes.
  2. Utiliza buscadores de vuelos baratos como vuelosbaratos.es y trabber.com
  3. Planea con antelación para intentar conseguir ofertas y descuentos.
  4. Si puedes, viaja en meses de temporada baja o entre semana que es mas barato que los fines de semana.
  5. Recopila información de las webs y oficinas de turismo de los sitios a los que piensas viajar. Seguro que te hablarán de descuentos, ofertas o actividades baratas.
  6. Si no conseguimos ofertas con antelación, espera hasta los últimos días para pillar una oferta de última hora. Eso sí, tendremos que ser flexibles y lanzarnos a la aventura en destinos que quizás no teníamos en mente, pero ¡esto precisamente puede ser lo divertido!
  7. Considera contratar un seguro, puede que a la larga te haga ahorrar mucho dinero.
  8. Lee siempre la letra pequeña de cualquier producto que contrates, no vaya a haber gastos o comisiones no previstas en las llamativas letras grandes de las ofertas.

¿Tienes algún consejo que te funciona y te gustaría recomendar a los demás? Hazlo en los comentarios.

¡Y a pasarlo bien!

No hay crisis, la banca gana un 10% más

La Asociación Española de Banca (AEB) ha hablado. La banca ha ganado un 10% más que el año pasado, así que todo va bien … para ellos. De hecho no hay crisis, lo que hay es una “desaceleración fuerte, intensa y profunda”. Según este vocabulario, una crisis entonces sería ¿“un frenazo en seco fuerte, intenso y profundo”?

La morosidad ha subido de un 0,91% a un 1,20% en un año y aun así sigue estando en mínimos históricos. Y se conceden menos créditos que hace un año y aun así la banca gana un 10% más.

Lo que sí es cierto es que tenemos un sistema financiero estable y seguro porque se supone que hasta ahora han hecho las cosas bien. ¿No les va a ir bien a los bancos en este país, si los españoles tenemos las sana costumbre de tener nuestra casa en propiedad e hipotecarnos para toda la vida para conseguirla? Somos campeones de Europa en número de propietarios: casi el 82% de los españoles tiene una vivienda en propiedad. En Holanda, menos del 50% de sus habitantes tiene casa en propiedad. Vamos, los bancos tienen que estar fuertes como robles aquí en España.

A ver cuánto dura.

Cómo financiar las vacaciones

Ya están aquí. Las vacaciones son una necesidad, una inevitable fecha en el calendario. Nos merecemos un descanso, relajarnos, desconectar y al menos una vez al año darnos un pequeño lujo, un viajecito, un capricho. Con el mundo al alcance de la clase media, hay ofertas en las que nos sale más caro quedarnos en casa, o eso era lo que decía Curro.

Hay gente que recurre a los créditos urgentes para financiar las vacaciones. Las agencias de viajes, para no quedarse atrás, se han convertido en agencias financieras con multitud de productos diferentes. Lo más cómodo es el pago a plazos y, normalmente, sin intereses, pero también ofrecen otra serie de facilidades.

En primer lugar, si realizamos la reserva con antelación nos ofrecen jugosos descuentos de hasta el 8% en algunas agencias o el 15% en otras; algunas veces la promoción consiste en regalar a las parejas las estancias de los niños. Cuando se conoce con tiempo la fecha del periodo de vacaciones es muy recomendable reservar con antelación: tendremos un buen descuento y mucho más donde elegir, antes de que se agoten las plazas en algunas hoteles o se acaben las mejores ofertas.

También se puede pedir a la agencia que realice una financiación de las vacaciones, que nos permita pagarlo en varios plazos, en cómodas cuotas, que si no todo junto impresiona. Es un nuevo servicio que ya tienen muchas agencias de viajes. En otras agencias que no financian, lo más que se puede conseguir es pagar en dos veces, parte al hacer la reserva y parte al iniciar las vacaciones.

Como siempre, conviene leer bien la letra pequeña de los productos que reservamos. Mirar bien las condiciones de cancelación o cambio de fechas. Por lo general los hoteles permiten cancelaciones hasta 24 horas antes sin coste, pero las agencias de alquiler de coches no permitirán la cancelación o cambio sin coste.

Y para el que ya esté de vacaciones, pues nada, que las disfrute, que tarde o temprano nos tocará a todos.

Suspensión de pagos, la solución si no podemos pagar la hipoteca

Nadie está a salvo de tener algún día una mala racha, un problema familiar, ajustes en su empresa, enfermedad, desempleo, etc. Por cualquier motivo puede suceder que no podamos hacer frente a las cuotas o a las deudas a que nos habíamos comprometido. En primer lugar recibiremos un aviso del banco, pero si no se produce el pago en breve o se negocia un aplazamiento se nos iniciará un procedimiento de embargo del bien hipotecado, ya que esta es la garantía del banco para cobrar su deuda.

Ya hemos visto que ahora tenemos la opción de declararnos en suspensión de pagos, como hacen las empresas. Con la nueva Ley Concursal de 2004 las familias tienen la opción de solicitar el concurso de acreedores (suspensión de pagos) y así detener el procedimiento de embargo y paralizar el pago de intereses de las deudas. El concurso hasta 2004 era una opción que únicamente tenían las empresas y sociedades, pero ahora se ha ampliado a las personas físicas también. Cuando nos declaramos en concurso voluntariamente podemos intentar negociar con los acreedores la quita (el perdón de una parte de la deuda) o la espera (el aumento de los plazos de amortización).

Desventajas

Cuando nos declaramos en concurso, aunque se hayan paralizado las ejecuciones y los embargos, dejamos de ser los administradores de nuestras propias finanzas, un Administrador judicial se encargará de disponer un plan de pago de nuestras deudas con los acreedores dejándonos una cantidad para poder vivir. De esta forma, no va a ser fácil volver a conseguir en el futuro nuevos préstamos.

Otra desventaja son los elevados costes de estos procesos judiciales que se incrementan a medida que sube el importe de la deuda o del número de acreedores. En el caso de deudas impagadas, pero sobre las que existe un aval, el concurso o suspensión de pagos no evitará que se ejecuten las garantías con los avalistas pues ellos no están en situación concursal.

Apadrina una inmobiliaria

Las inmobiliarias piden al gobierno que aporte 40.000 millones de euros para respaldar el mercado de titulizaciones de hipotecas para que las empresas del sector puedan seguir manteniendo su actividad. Intentan presionar sabiendo que es la construcción la que ha liderado el crecimiento económico en estos años.

En El Intermedio les ha dado pena y para solidarizarse han puesto en marcha una iniciativa con el nombre de “Apadrina una inmobiliaria”. José María Iñigo y Cándido Méndez han sido los primeros en hacer su donación.

Si no fuera por estos momentos …

Cómo negociar las comisiones de la hipoteca

Negociar bien las comisiones de nuestro hipoteca es tan importante como negociar un buen tipo de interés. Ya sabemos que los bancos nos cobran por todo: comisiones de apertura, de cancelación parcial, de cancelación total, incluso existen comisiones o gastos por el estudio de nuestro préstamo. Ya hemos dicho en más de una ocasión lo importante que es trabajar por nuestro préstamo. Ahí van 4 recomendaciones generales:

1. Más garantías

Lo primero es conocer cuáles son nuestras posibilidades de obtener con éxito la hipoteca que buscamos en esta o en otras entidades. Si estamos solicitando en torno al 80% del valor de tasación y contamos con una nómina (o con dos) o incluso con avales, no será difícil que nos lo concedan y podremos negociar mejor con todas las entidades. Cuantas más garantías podamos ofrecer al banco mejor.

2. Calcular y calcular

Nuestro objetivo es calcular el precio final de la hipoteca. En las ofertas que realizan los bancos tratan por separado el tema del interés o del diferencial, y el de las comisiones. Hay que tener cuidado con esto porque unas elevadas comisiones o gastos obligatorios pueden suponer un gasto anual mucho mayor que unas décimas más en el tipo de interés aplicado.

Vale, sí, nos bajan el tipo de interés, pero a cambio de que contratemos un seguro de vida, un seguro del hogar (que de otra forma no hubiéramos contratado), o productos financieros como planes de pensiones o tarjetas de crédito. No queda otra que hacer muchos cálculos.

Por eso no hay que dejarse engañar por quien ofrece un tipo muy bajo pero con muchos gastos o comisiones. Un seguro de vida puede costarnos 200 euros al año, un seguro del hogar en determinadas compañías puede costar el doble que en otras, las cantidades aportadas a un plan de pensiones solo se recuperan tras la jubilación, etc. Estos gastos o comisiones pueden salir muy caros. Otro ejemplo que no nos gustará pagar son las comisiones de cancelación parcial o total, que se suele hacer una vez al año por motivos fiscales, para llegar a los 9015 euros que se puede desgravar, si nuestras cuotas anuales son menores.

3. Buscar diferentes ofertas

Es muy importante buscar en todos los bancos, también en los de Internet, la oferta que conjuntamente menos comisiones y gastos nos cobra y mejor tipo de interés nos ofrece. Tenemos que ponernos a trabajar y buscar ofertas de otros bancos para poder empezar el juego de ofertas y contraofertas con el banco.

4. Vender nuestras bondades y las ofertas de la competencia

Todo es negociable. Nuestra baza en la negociación es ir explicando al banco nuestras bondades, lo bueno de nuestra situación y las mejores ofertas que la competencia nos hace hasta que mejore su oferta.

Si alguien quiere compartir sus experiencias y consejos en su negociación con los bancos puede hacerlo en los comentarios.